Leopardos

DSC_5217-2 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5240-2 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5203-2 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_6275 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5191-2 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5186-2 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5181-2 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_6046 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5997 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5970 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5965 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5963 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5957 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5944 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5066 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5903 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_5899 Africa V, Leopardo, Sur Africa.jpg
DSC_2044 Africa, Africa V, Kenya, Leopardo, Masai Mara.jpg
DSC_2034 Africa, Africa V, Kenya, Leopardo, Masai Mara.jpg
DSC_1986 Africa, Africa V, Kenya, Leopardo, Masai Mara.jpg

LEOPARDOS


Habitualmente, se lo suele confundir con el guepardo, con el cual comparte un aspecto muy similar (pelaje amarillo con motas oscuras), pero del cual difiere enormemente tanto en características físicas como en comportamiento, siendo el guepardo llamativamente menos agresivo que el leopardo; además, el leopardo no tiene los característicos lacrimales negros que encuadran el morro del guepardo.

El  leopardo tiene una silueta bastante maciza, con la cabeza redonda y la cola larga y fina. Sus patas son potentes, con cuatro dedos en las posteriores y cinco en las anteriores, siendo todas sus garras retráctiles.3​ Alcanzan de 91 cm a 1,91 m de longitud, más la cola que mide de 58 a 110 cm y una altura en la cruz de 45 a 78 cm.4​ Los machos adultos llegan a pesar entre 37 y 90 kg, y las hembras de 28 a 60 kg.

Los leopardos cazan preferentemente por la noche y acostumbran a pasar el día durmiendo entre la vegetación, en cuevas de otros animales o, a menudo, sobre la rama de un árbol al que trepan con agilidad a pesar del tamaño que poseen. Por lo general suelen evitar en lo posible la presencia del ser humano debido al temor que les infunde.

Para el leopardo, el árbol es a la vez donde descansa, desde donde observa y caza a su presa y donde almacena su comida. Desde lo alto del árbol, el leopardo puede tender una emboscada a sus presas y también dejar la comida fuera del alcance de algunos carroñeros.

 

 

África
RecientesGalerías
contenidos © Ricardo F. Simáncreado en Bluekea