Fachada y Nave Central

FACHADA Y NAVE CENTRAL 


La característica fachada de La Compañía de Quito está tallada íntegramente en piedra andesita ecuatoriana, e inició en 1722 bajo las órdenes del padre Leonardo Deubler, luego la retomo en 1760 el hermano Venancio Gandolfi, quien la terminó en 1765. Las columnas, estatuas y las grandes decoraciones fueron ejecutadas en la cantera que los jesuitas tenían en la Hacienda de Yurac, en la cercana parroquia de Píntag.

La nave central, de 58m de largo por 26.5 de ancho, descansa en sólidos pilares cuadrados que sustentan los arcos fajones unidos lateralmente por arcos de medio punto, exhibe además una balaustrada y lunetos.Los arcos fajanes unen a las pilastras hasta sostener el cornisamento sobre el cual descansa la gran bóveda de cañón que cubre toda la nave.

 

   

  

contenidos © Ricardo F. Simáncreado en Bluekea