Santo Cristo del Atentado

Templo Expiatorio a Cristo Rey
Altar Templo Expiatorio a Cristo Rey
Altar Templo Expiatorio a Cristo Rey
Cupula Templo Expiatorio a Cristo Rey
Templo Expiatorio a Cristo Rey
Santo Cristo del Atentado
Santo Cristo del Atentado
Santo Cristo del Atentado

El 14 de Noviembre de 1921 había tenido lugar una ceremonia en la Anterior Basílica de Guadalupe hoy Templo Expiatorio Cristo Rey, con motivo de la toma de posesión de una prebenda en el coro por el presbítero Antonio Castañeda. Terminado el acto, el sacristán pasó unos momentos al presbiterio, llamado por los canónigos del santuario.

En ese momento, de un grupo de obreros que estaban en el templo, se adelantó un individuo pelirrojo, vestido con un overol azul nuevo, a colocar rápidamente un ramo de flores ante la imagen original de Nuestra Señora de Guadalupe. Bajó y un momento después se produjo una tremenda explosión, que sacudió los muros de la Basílica: había estallado una bomba a los pies mismos de la imagen milagrosa.

Luego del primer momento de estupor, los fieles reaccionaron y se dirigieron hacia el grupo de obreros, dispuestos a linchar al culpable. Entonces llegó el presidente municipal de la Villa, quien en esos momentos recibió una llamada telefónica del sr. Presidente de la República, gral. Álvaro Obregón, quien le encargó que “Dé usted garantías al preso que acaban de detener. Yo mando por él”. El pelirrojo fue llevado a las oficinas municipales, custodiado por la policía para evitar que los católicos se le fueran encima. El pelirrojo fue finalmente llevado por un camión militar.

De inmediato se acudió a observar qué había pasado con la imagen, se habían caído la cortina que cubre el cuadro, candeleros y floreros, y un pesado crucifijo de bronce que se dobló hacia atrás por la explosión. El ayate de Juan Diego donde está estampada la Virgen de Guadalupe no sufrió ningún daño, ni tampoco el cristal ordinario que la protegía del ambiente, cosa rara -¿milagrosa?- si consideramos que en la misma Basílica y aun afuera hubo vidrios rotos por la detonación.

África
RecientesGalerías
contenidos © Ricardo F. Simáncreado en Bluekea